El abogado Raymundo Larraín Nesbitt examina la incidencia jurídica en España en cuestiones como la fiscalidad de los no residentes y el impuesto de sucesiones determinado por la sentencia clave del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJUE) de 3 de septiembre de 2014 (asunto C-127/12) .

Por Raymundo Larraín Nesbitt Abogado – Abogado 21 de febrero de 2015

ECJ. Crédito de la foto: Cédric Puisney / Foter / CC BY

Introducción

Continuando con la tendencia sucesoria del mes pasado, creo que estaba muy atrasada, escribí un artículo sobre la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 3 de septiembre de 2014. Las repercusiones legales, a raíz de esta sentencia, se han extendido por todo el país. Ley española; en particular en lo que respecta a la fiscalidad de los no residentes. En aras de este artículo, el cambio más evidente es la Ley 26/2014 de 27 de noviembre que modifica, entre otras leyes, la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes (IRNR) y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. Derecho (Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ISD para abreviar). Estos cambios entraron en vigor el 1 de enero de 2015. Ya los había mencionado brevemente en el artículo de diciembre Impuestos sobre la venta de propiedades en España.

La Ley 26/2014 adapta la decisión adoptada por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas por la que se modifica la legislación nacional española. En pocas palabras, entre muchos otros cambios que están más allá del alcance de este artículo, pone fin a la discriminación (fiscal) entre residentes y no residentes en una amplia gama de cuestiones; en particular sobre la fiscalidad de herencias y donaciones. Si está buscando artículos detallados sobre el Impuesto de Sucesiones español, siga los enlaces: Impuesto de Sucesiones de No Residentes (Parte I) e Impuesto de Sucesiones de No Residentes (Parte II).

A los efectos de este artículo, cuando me refiero a “no residentes fiscales” siempre me referiré a los ciudadanos que tienen su residencia fiscal en otro Estado miembro de la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo (EEE). Solo para aclarar, los cambios que se enumeran a continuación no benefician a los residentes fiscales fuera de la UE o el EEE.

Ahora, de la forma más breve posible, destacaré los principales cambios.

Sucesión – Situación anterior a la sentencia del Tribunal de Justicia

Para comprender mejor el alcance y el amplio impacto de los cambios legales, debe hacer una digresión y explicar cuál era la situación antes de la sentencia del Tribunal de Justicia.

Básicamente, había dos conjuntos de desgravaciones fiscales sobre sucesiones; uno establecido por la estricta ley estatal, que es el régimen común y se aplica de manera subsidiaria a nivel nacional, y otro autonómico más indulgente establecido por cada una de las diecisiete Comunidades Autónomas de España. En general, la ley estatal se aplica por defecto a los no residentes fiscales en todos los casos. Las leyes fiscales regionales se aplican a los residentes de forma predeterminada.

LEER  La inmobiliaria Lucas Fox informa de una fuerte demanda de viviendas nuevas en Barcelona

La ley estatal es posiblemente más despiadada y mucho menos indulgente que las exenciones fiscales regionales que se aplican solo a los residentes (fiscales). Los no residentes fiscales se vieron obligados a seguir la ley de sucesión de estados independientemente de dónde estuviera ubicada la propiedad en España.

España está dividida administrativamente en diecisiete Comunidades Autónomas. Cada uno de ellos tiene competencias delegadas en el impuesto de sucesiones en cierta medida y puede aplicar generosas deducciones hasta el punto de que el impuesto de sucesiones y donaciones está casi derogado en algunas comunidades autónomas. Haciendo una generalización radical, y solo para hacer las cosas más claras de entender, España está dividida en gran parte en comunidades gobernadas por partidos de centro-derecha y centro-izquierda. Su espectro ideológico tiene un impacto directo en la tributación.

Por un lado, las comunidades autónomas gobernadas por partidos de centro derecha (es decir, el Partido Popular) cuentan con generosas disposiciones fiscales que casi suprimen el impuesto sobre sucesiones y donaciones, por ejemplo, Madrid, País Vasco, Navarra, Valencia, Baleares y Canarias. Puede leer más sobre el tema en mi artículo No residentes: seis beneficios de hacer un testamento en español de 2012.

Por otro lado, hay comunidades autónomas lideradas por partidos de centroizquierda (o izquierda) que, en consonancia con su ideología, no solo no aplican regímenes generosos a la sucesión, sino que la penalizan porque creen firmemente que debe ser la riqueza. “redistribuido”.

Se trata de una guerra de trincheras ideológica en la que los residentes no fiscales se lanzan en paracaídas para quedar atrapados en el fuego cruzado. Hasta la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, a los no residentes fiscales se les prohibía injustamente aprovechar las generosas exenciones fiscales regionales reservadas solo para residentes y mejorar significativamente las establecidas por la ley estatal.

Un beneficiario no residente fiscal de la propiedad española de un fallecido siguió la ley general estatal sobre sucesiones y la herencia fue manejada directamente por Madrid (centralmente versus regional en el caso de residentes fiscales). Esto independientemente de cuál de las diecisiete Comunidades Autónomas hubiera fallecido o dónde se encontraban la mayoría de sus activos. Es decir, los no residentes fiscales fueron discriminados ya que, a diferencia de los residentes fiscales, no pudieron aprovechar las generosas disposiciones fiscales que casi suprimen el impuesto de sucesiones en algunas comunidades autónomas.

Esto era claramente incompatible con los principios fundacionales y los objetivos autoadmitidos de una Unión Europea que compite para crear un único espacio económico y político para competir en pie de igualdad con Estados Unidos, China y otras grandes superpotencias emergentes.

LEER  La insolvencia de Hábitat arrastra a la administración a la inmobiliaria Don Piso

Decisión posterior del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas – Modificaciones a las leyes españolas del impuesto sobre sucesiones y donaciones

La Comisión Europea, a través de la sentencia del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas de 3 de septiembre de 2014, ha puesto fin a toda discriminación y ha obligado a España a cambiar su legislación interna y a aceptar los principios europeos en los que se basa la UE.

Como ejemplo de tales cambios, el Tribunal Constitucional español anuló en marzo de 2015 una parte de la Ley 13/1997 del Impuesto de Sucesiones (ISD o IHT) de la Comunidad Valenciana al señalar que solo los residentes con residencia Los habituales en dicha Comunidad Autónoma pueden beneficiarse de exenciones fiscales en los procedimientos sucesorios (mucho más generoso que la ley estatal ya que permite una indemnización de hasta el 99% para los próximos beneficiarios, Grupos I y II). El Tribunal Constitucional desestimó la propuesta y señaló que estas bonificaciones también se aplican a los no residentes en la Comunidad Valenciana (STC 3337/2013, de 18 de marzo de 2015). Los efectos de esta sentencia son “pro futuro”; Avanzando. No afecta a las cuestiones cerradas.

Sin más preámbulos, los cambios introducidos por la Ley 26/2014 (disposición final tercera):

I. Reglas de sucesión

a) El causante no es residente fiscal. Si el fallecido era residente de un Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo (no residente fiscal en España), el beneficiario se beneficiará ahora de:

• Las deducciones fiscales autonómicas en las que se ubican la mayoría de los bienes del fallecido. • Si no hay bienes en España, se aplica la normativa de la Comunidad Autónoma en la que vive el beneficiario.

b) El causante es residente fiscal y el beneficiario no es residente fiscal. Si el fallecido era residente en España y el beneficiario es residente en un Estado miembro de la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo (no residente fiscal) se beneficiará de:

• Los beneficios fiscales regionales en los que vivía el fallecido.

II. Reglas de regalos

a) Bienes inmuebles ubicados en España (es decir, inmuebles). Si se dona un inmueble (situado en España) a un residente no fiscal, ahora tendrá derecho a las deducciones fiscales autonómicas de la Comunidad Autónoma en la que se encuentre.

b) Bienes inmuebles ubicados fuera de España (es decir, inmuebles). Si a un residente fiscal se le dona un inmueble ubicado en un estado miembro de la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo, distinto de España, tendrá derecho a las ventajas fiscales de la Comunidad Autónoma donde resida en España.

c) Bienes muebles ubicados en España (es decir, un cuadro). Si un residente fiscal en un Estado miembro de la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo recibe como obsequio un bien mueble ubicado en España, tiene derecho a aplicar las deducciones fiscales y las normas sobre donaciones de la Comunidad Autónoma donde dicho inmueble ha pasado la mayor parte de los días durante los últimos cinco años. Consecuencias de los cambios en las leyes de impuestos sobre sucesiones y donaciones

LEER  GBP / EUR News - Libra sacudida por la especulación del recorte de tipos del BoE

Cuando una de las partes no sea residente fiscal en España, los cambios anteriores tendrán un impacto dramático en la tributación del beneficiario; Reducir sensiblemente o incluso suprimir por completo el impuesto siempre que el inmueble esté ubicado en una de las comunidades autónomas descritas anteriormente con generosas indemnizaciones en sucesiones y donaciones. En otras palabras, en aras de la claridad, un beneficiario tiene que pagar mucho menos ahora bajo esta nueva ley a partir del 1 de enero de 2015.

Para aquellos que no son residentes fiscales en la UE o el EEE, no hay cambios. La ley estatal todavía se les aplica implacablemente.

Modificaciones a la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones – Conclusión

Este es un respiro bienvenido y un cambio muy necesario. Felicitaciones a los legisladores europeos. No tenía mucho sentido discriminar a otros miembros de la UE. El reglamento anterior socavaba claramente los principios sobre los que se basa firmemente la Unión Europea. Los Estados miembros deben remar todos al unísono para que la Unión se mantenga en pie. O todos nos convertimos en una cosa o todos los demás; pero no ambos. España no puede tener ambos.

“Una casa dividida contra sí misma no puede mantenerse” – Abraham Lincoln.

Decimosexto presidente estadounidense de los Estados Unidos (1809-1865). Consiguió resueltamente una victoria pro-sindical y condujo a la emancipación de los esclavos.

Abogados Larraín Nesbitt, pequeños por los honorarios, grandes por el servicio.

Larraín Nesbitt Abogados es un despacho de abogados especializado en fiscalidad, sucesión, transferencia y litigio. Estaremos encantados de discutir su asunto con usted. Puedes contactarnos por email a info@larrainnesbitt.com, por teléfono al (+34) 952 19 22 88 o rellenando nuestro formulario de contacto.

Abogados de Servicios Legales en Larraín Nesbitt te pueden ofrecer

Artículos relacionados

Tenga en cuenta que la información proporcionada en este artículo es de interés general y no debe interpretarse o interpretarse como un sustituto del asesoramiento legal profesional. Este artículo puede ser publicado gratuitamente en sitios web u otras redes sociales siempre que el autor esté debidamente acreditado. Plagiar este artículo, en su totalidad o en parte, sin acreditar al autor puede resultar en un proceso penal. Voluntas omnia vincit.

2015 © Raymundo Larraín Nesbitt. Reservados todos los derechos.

* Este artículo fue escrito por un tercero que no es propiedad ni está bajo el control de Spanish Property Insight (SPI). SPI rechaza cualquier responsabilidad u obligación relacionada con su acceso o uso de cualquier contenido de terceros.