Click para agrandar

Las últimas cifras del Colegio de Notarios de España muestran que la demanda extranjera de inmuebles españoles cayó un 37% en el primer semestre del año, mientras que los compradores de segunda vivienda que no viven en España descendieron un 43%.

El gráfico anterior muestra la demanda extranjera total de propiedades en España en la primera mitad del año desglosada por nacionalidad, con el Reino Unido como de costumbre en primer lugar como el grupo más grande con 3.917 ventas de viviendas que involucran a un comprador del Reino Unido en terminaciones. en el periodo.

El siguiente gráfico muestra la variación anualizada de la demanda por nacionalidad, pasando del mercado noruego a un extremo (-52%) y del mercado portugués al otro (-23%).

demanda extranjera de inmuebles españolesClick para agrandar

Los datos también nos permiten analizar la demanda externa dividida entre residentes extranjeros, que compran principalmente viviendas principales, y no residentes que compran segundas viviendas o inversiones. El siguiente gráfico muestra a los residentes en azul y a los no residentes en rojo.

demanda extranjera de inmuebles españolesClick para agrandar

Como puede ver en el gráfico, la mayoría de los países de Europa occidental son principalmente compradores de segundas viviendas, mientras que la mayoría de los compradores de otros países viven en España y compran viviendas principales. Los compradores no residentes también tienen presupuestos significativamente más altos.

LEER  Playa de Palma - ¿el próximo "complejo urbano"?

Por regiones, el principal destino fue la Comunidad Valenciana, hogar de la Costa Blanca, seguida de Andalucía, hogar de la Costa del Sol y otros. Estas dos regiones, más Cataluña, representaban el 62% del mercado.

demanda extranjera de inmuebles españolesClick para agrandar

Las regiones más dependientes de compradores no residentes registraron la mayor caída de las ventas, con la Comunidad Valenciana con un descenso del 42%.

Las grandes caídas que podemos ver en todas las cifras anteriores obviamente están impulsadas por la pandemia de coronavirus, con bloqueos y restricciones de viaje en la primera mitad. Las cifras podrían haber sido peores si no hubiera sido por un primer trimestre relativamente bueno, antes de la crisis de Covid-19.