Algunos asegurados se sorprenden desagradablemente cuando intentan cancelar una póliza de seguro en España. Este artículo muestra las trampas, explicando cómo superarlas con éxito sin incurrir en tarifas adicionales o incluso sin que se le niegue su cancelación.

Por Raymundo Larraín Nesbitt

Abogado – Abogado 8 de enero de 2013

Siempre es una sorpresa desagradable descubrir que no puede cancelar una póliza (la compañía lo rechaza) porque no ha notificado a su compañía de seguros adecuadamente dentro de los términos acordados contractualmente.

Este artículo se centra únicamente en cómo y cuándo cancelar su póliza de seguro sin generar recargos.

Legislacion aplicable

La ley española de contratos de seguros (ley 50/1980, de 8 de octubre) regula todas las pólizas de seguros en general. Esta ley ha experimentado numerosos cambios a lo largo de los años. Su contrato (cláusulas generales y particulares) y esta ley son el marco legal.

La regla de aviso de dos meses

El artículo 22 regula específicamente cuándo cancelar una póliza. Un asegurado debe notificar a su aseguradora con al menos dos meses de anticipación antes de que expire el contrato.

No piense ni por un momento que el hecho de que le dé a su banco una orden para dejar de pagar su prima mensual implica que está cancelando su seguro; ese no es el caso y solo tiene problemas legales.

Su contrato de seguro tendrá una fecha de inicio de la cobertura, que es el 1 de enero de 2013. Esta es la fecha en la que debe realizar un seguimiento de cuándo tiene la intención de retirarse. Normalmente, su contrato tendrá lugar el 31 de diciembre de 2013. Siguiendo este ejemplo, debe notificar a su empresa, a más tardar, en octubre de 2013. Siempre con bastante antelación al plazo de dos meses. Necesitan recibir su carta antes de los dos meses, no después. La mayoría de los contratos de seguro son válidos por un año y se renuevan automáticamente a menos que alguna de las partes especifique lo contrario.

¡Las pólizas de seguro se renuevan automáticamente de año en año sin su contribución! Por lo tanto, si no les notifica dentro del tiempo asignado, asumirán que desea continuar con su póliza y continuar con la domiciliación bancaria como de costumbre a partir de enero de 2014 en adelante.

En pocas palabras, en realidad tiene una pequeña ventana de oportunidad para cancelar con éxito una póliza de seguro. El incumplimiento de la misma dará lugar a costes adicionales y suplementos; es decir, todavía tiene que pagar el resto del contrato.

Cómo notificar: Burofax

Puedes hacerlo de muchas formas, pero siempre te recomiendo que escribas una carta y la envíes a tu aseguradora por burofax (comunicación certificada) tanto con el contenido como con el recibo (‘Acuse de Recibo y certificación de texto / copia certificada’). Un abogado puede ayudarlo a redactar este aviso legal; no hace falta decir que debe estar en español. Si lo escribe en inglés o en cualquier otro idioma, se ignorará y se desechará.

LEER  Moody's advierte que la prohibición de desalojos agravará los problemas de vivienda

Al solicitar la confirmación del contenido y el recibo de la oficina de correos local, garantiza lo siguiente:

  • El contenido de lo que realmente se escribió (se le entrega una copia con un sello y la fecha para propósitos de prueba) que podría ser una prueba valiosa en caso de un caso judicial
  • Además, también recibirás una notificación días, o incluso semanas, después de cuándo y quién recibirá el burofax que enviaste. Guarde la notificación de forma segura junto con la copia del burofax que envió grapando ambos juntos para su custodia; es posible que la necesite si su cancelación es impugnada legalmente por la compañía de seguros.

Sí, es más oneroso que simplemente enviar un correo electrónico, carta o fax, pero a diferencia del primero, un burofax puede utilizarse como prueba legal irrefutable – si es necesario – ante un tribunal en caso de problemas como la rescisión del contrato impugnado. Las empresas cambian constantemente los números de fax o las direcciones de la empresa; los empleados son despedidos día tras día: su carta, fax o correo electrónico podrían “perderse”.

Al enviarles un burofax con acuse de recibo, para el cual deben firmar al recibirlo, les quitas la disculpa. No sabrán de qué trata la carta o qué dice hasta que la firmen por primera vez. Dado que las comunicaciones legales en España suelen enviarse a través de burofax, no se arriesgan y se verán obligados a firmarlas porque simplemente ignoran quién envía la carta y cuál es su contenido.

Las compañías de seguros son conocidas por su falta de apoyo para cancelar un contrato. No se lo ponen nada fácil a sus clientes; me refiero a mi experiencia personal aquí, no a la de un cliente. Si a esto le agrega el problema de notificarlos dentro del tiempo prescrito por la ley, solo agrava aún más el problema. Las pólizas de seguro son muy fáciles de contratar pero difíciles de contratar, al menos sin dinero.

La idea detrás de un burofax es ser proactivo y anticipar cualquier desafío mediante la creación de evidencia legal de creación propia que pueda ser confirmada ante un tribunal, solo si es necesario, en caso de que su empresa impugne la rescisión del contrato.

Con la “recesión” en curso, las empresas son muy reacias a perder clientes y, a veces, pueden intentar frustrar cualquier intento de retirada. Notificarles a través de burofax simplemente significa ir a lo seguro y protegerse de cualquier eventualidad.

Ignore por completo los siguientes consejos imperfectos que, lamentablemente, todavía están en la agenda:

  • No es necesario notificar a una compañía de seguros sobre la rescisión, solo solicite al banco que deje de pagar la domiciliación bancaria. Falso
  • Es más que suficiente avisar a su empresa una semana antes de la rescisión del contrato que no tiene previsto renovarlo. Falso
  • No tiene que seguir la regla de los dos meses hasta que se le envíe la nueva factura. Falso
  • Simplemente envíe un correo electrónico o llame a su encantador contacto local de seguros con quien esté de acuerdo con su voluntad de rescindir el contrato: son mejores amigos y se conocen desde hace años (¡también recuerdan los nombres de sus hijos y ex esposas!). Lo estás buscando y normalmente es falso. Su supervisor puede ignorarlos y rechazar la rescisión del contrato porque usted no ha cumplido con las reglas notificando por escrito con dos meses de anticipación.
LEER  Escandinavos compran casas rurales gallegas abandonadas

La dirección a la que debe enviarse es normalmente la que figura en el contrato de seguro, domicilio social de las empresas a todos los efectos legales. Siempre asegúrese de que la dirección sea la actual, especialmente si su contrato se firmó hace años. No envíe esta comunicación a su corredor de seguros; no es parte del contrato, a menos que se especifique lo contrario.

Preguntas frecuentes sobre la cancelación de un seguro de hogar en español

¿Qué sucede si informo a mi compañía de seguros después de que haya expirado el período de dos meses o también en otro momento?

Una ocurrencia común hoy en día es que los expatriados regresan al Reino Unido debido a las sombrías perspectivas del mercado laboral español. En realidad, pocas personas planifican el futuro con tanta previsión. El hecho es que, si espera hasta el último minuto para cancelar su seguro, puede encontrar la desagradable sorpresa de que todavía debe pagar los meses restantes del plazo del contrato. Nadie quiere comenzar a recibir cartas amenazadoras de abogados que lo persiguen por dinero pendiente que se le debe a la aseguradora.

Si ya sabe que probablemente se mudará al extranjero durante el próximo año, puede planificar este tiempo con anticipación y ahorrarse una molestia y un gasto considerables simplemente siguiendo mi consejo anterior. Si cancela su póliza como lo he descrito, no se molestará con ellos.

Si no cumple dentro del período de notificación establecido, ¡debe pagar la totalidad del plazo restante del contrato! Entonces, en conclusión, puede rescindir el contrato en cualquier momento, pero será responsable del pago de los meses restantes. Esta es simplemente otra forma extravagante de escribir que la compañía de seguros simplemente ha denegado su solicitud de rescindir la póliza antes de tiempo y le está cobrando por todo el plazo restante del contrato. Lo procesarán legalmente por el déficit.

Si realmente desea detenerse sin escocés, siga mis consejos anteriores sobre el período de notificación de dos meses y envíelo a través de burofax.

¿Puedo cancelar si la compañía de seguros aumenta los costos después de que haya expirado el período de notificación de dos meses?

No sin ser responsable del resto del contrato. Entonces la respuesta corta es no. Algunas compañías de seguros introducirán cambios sutilmente en el contrato después de que expire el período de dos meses. Hacen esto para que usted se quede con ellos hasta el próximo año si desea cancelar. El año siguiente deberá notificarles dos meses antes de su intención de rescindir el contrato.

LEER  Pronósticos sombríos de Moody's para el acceso a la vivienda, pero se espera que los precios se mantengan este año

¿Y en caso de muerte?

Sí, este es uno de los pocos casos en los que la regla de los dos meses puede ignorarse legalmente. Se le pedirá que proporcione una copia del certificado de defunción del titular de la póliza para respaldar la solicitud de cancelación.

¿Qué pasa si mi seguro está vinculado a mi solicitud de hipoteca? ¿Aún puedo cancelarlo?

Eso depende. Lea atentamente las disposiciones (especialmente las específicas a su medida; así como las cláusulas generales). Normalmente, el titular no puede rescindirlos unilateralmente porque forman parte de un contrato mayor, como el préstamo hipotecario. Se le ha asignado una tasa hipotecaria más baja precisamente porque también ha adquirido productos financieros relacionados como el seguro de hogar. El retiro puede afectar el monto que se le cobra por su hipoteca y normalmente se verá obligado a contratar una alternativa. Lea mi artículo sobre el tema: Préstamos hipotecarios españoles: cuidado con las condiciones abusivas.

En conclusión

Una póliza de seguro es como cualquier otro contrato legal: debe cumplir con sus reglas. La Ley de Contratos de Seguros española obliga a los asegurados a dar a sus empresas, como regla general, un plazo de preaviso de dos meses para rescindir una póliza (los casos individuales pueden, sin embargo, diferir). Estos dos meses se cuentan desde el momento en que expira el contrato, por lo que en realidad existe una pequeña ventana de oportunidad para cancelarlo con éxito.

Un abogado puede ayudarlo enormemente a cancelar una póliza si planifica cuidadosamente con anticipación para terminarla dentro del plazo legal sin incurrir en recargos. Mitigue los gastos y resuélvalos exitosamente de una manera legalmente aceptada que no será cuestionada.

Abogados Larraín Nesbitt, pequeños por los honorarios, grandes por el servicio.

Larraín Nesbitt Lawyers es un despacho de abogados especializado en sucesiones, transmisiones, fiscalidad y litigios. Estaremos encantados de discutir su asunto con usted. Puedes contactarnos por email a info@larrainnesbitt.com, por teléfono al (+34) 952 19 22 88 o rellenando nuestro formulario de contacto.

Tenga en cuenta que la información proporcionada en este artículo es de interés general y no debe interpretarse o interpretarse como un sustituto del asesoramiento legal profesional. Este artículo puede ser publicado gratuitamente en sitios web u otras redes sociales siempre que el autor esté debidamente acreditado. Plagiar este artículo, en su totalidad o en parte, sin acreditar al autor puede resultar en un proceso penal. VOV.

2013 © Raymundo Larraín Nesbitt. Reservados todos los derechos.

* Este artículo fue escrito por un tercero que no es propiedad ni está bajo el control de Spanish Property Insight (SPI). SPI rechaza cualquier responsabilidad u obligación relacionada con su acceso o uso de cualquier contenido de terceros.