La prisión permanente revisable y los nuevos delitos a incluir

 

En España no tenemos cadena perpetua, afortunadamente.

Lo que sí tenemos, como pena privativa de libertad máxima en nuestro Código Penal, es la pena de prisión permanente revisable. Esta se introdujo en el ordenamiento español mediante las leyes orgánicas de reforma y de modificación del Código Penal en materia de delitos de terrorismo, ambas del 30 de marzo de 2015, con el objetivo de ser aplicada únicamente en supuestos de excepcional gravedad.

Así, tras el cumplimiento íntegro de una parte relevante de la condena (mínimo de entre veinticinco y treinta y cinco años, aunque a partir de los 15 o de los 32 años de pena, según la gravedad de los hechos delictivos cometidos, podrán optar los presos al tercer grado, es decir, el cumplimiento de la pena en semilibertad), el penado puede obtener una libertad condicionada al cumplimiento de ciertas exigencias, en particular, la no comisión de nuevos delitos. Es imprescindible, para que la revisión de su pena sea favorable, que la persona privada de libertad se considere propensa a una correcta reinserción en la sociedad.

La pena de prisión permanente revisable protege a la sociedad, porque evita que salgan de prisión quienes han cometido delitos de alta gravedad y no son aptos para reinsertarse de nuevo, impidiendo así que reincidan en sus actos. Por otro lado y no olvidando al penado, se trata de una pena que posibilita y aspira a dicha reinserción pese la gravedad de los delitos cometidos, puesto que, además de ser susceptible de revisión (a diferencia de la cadena perpetua), es compatible con beneficios penitenciarios (que son aquellas medidas que impliquen un acortamiento o reducción de la duración de la condena o del tiempo efectivo de internamiento del penado).

En la actualidad, se aplica a ocho supuestos tasados:

  • Asesinato de menor de dieciséis años o persona especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o discapacidad física o mental.
  • Asesinato subsiguiente a un delito contra la libertad sexual.
  • Asesinato cometido por miembro de grupo u organización criminal.
  • Asesinato múltiple.
  • Asesinato terrorista.
  • Homicidio del jefe del Estado o del heredero.
  • Homicidio de jefes de Estado extranjeros o persona internacionalmente protegida por un Tratado que se halle en España.
  • Genocidio o crímenes de lesa humanidad (contra la humanidad).

 

Desde 2015 y tras varios casos mediáticos sucedidos, han nacido varias iniciativas sociales reclamando la extensión de la prisión permanente revisable a otros supuestos delictivos de extrema gravedad. El Gobierno ha decidido ser sensible a algunos de estos supuesto y, atendiendo a los delitos graves cometidos los últimos tres años, se estima procedente:

Ampliar la pena de prisión permanente revisable a los siguientes cinco tipos delictivos:

  • Asesinato cuando se impida u obstruya la recuperación del cadáver a los familiares.
  • Asesinato después de secuestro.
  • Violaciones en serie.
  • Violación a un menor tras privarle de libertad o torturarle.
  • Muertes en incendios, estragos (destrucción de grandes infraestructuras) o liberación de energía nuclear o elementos radiactivos.

 

Lo cierto es que España no somos un país pionero en cuando a la pena de prisión permanente revisable. En toda la Unión Europea, salvo en Croacia y Portugal, se prevé la aplicación de este régimen revisable para delitos de extrema gravedad. Lo que sí varía es el mínimo de años de cumplimiento obligatorio antes de poder efectuar la revisión.

Veremos si finalmente quedan los cinco delitos incorporados al Código Penal. ¡Te mantendré informado/a!

    2 Comentarios

  1. Pilar
    15 febrero 2018
    Responder

    Gracias por la información

    • 16 febrero 2018
      Responder

      A ti por estar al otro lado, sin gente como tú, mi trabajo no tendría sentido.

Deja Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.